5 motivos para contratar Arteterapeutas en España.


Fuente: Artículo publicado en el blog personal de la Arteterapeuta Kathya Adsuar

La sociedad demanda cada vez más innovación para el abordaje de problemáticas diversas que afectan al bienestar de las personas. Es por ello, que en nuestro país, a pesar de que Arteterapia no es una profesión oficialmente reconocida, las Arteterapeutas trabajamos en instituciones públicas y privadas, dentro de equipos sanitarios, sociales y educativos.

Gracias a las redes sociales, nos llegan iniciativas de otros países para afianzar y fortalecer la profesión. Así ocurrió hace un par de meses, cuando la compañera Norma Irene García Reyna, nos acercaba la campaña What? Why hire an art therapist?, creada por el Consejo de Profesiones de Salud y Cuidado del Reino Unido, para promover la Arteterapia como una profesión regulada (en ese país) y concienciar sobre la protección legal de esta y otras terapias creativas como Musicoterapia y Dramaterapia.

Si bien la campaña es muy interesante, los motivos que argumenta no son extrapolables a nuestro país, precisamente porque aquí no es una profesión reconocida. Entonces surge de nuevo la pregunta, ¿por qué contratar Arteterapeutas?, ¿qué aportamos?, ¿tenemos motivos para reivindicar el reconocimiento de la profesión?

Con esta pregunta me puse en contacto con varias arteterapeutas con una extensa e interesante experiencia, que ejercen en diferentes ámbitos y lugares geográficos de nuestro país. A todas ellas les hice esta pregunta y con sus aportaciones, propongo estos 5 motivos para contratar Arteterapeutas en España.


1. Porque no todo puede expresarse con palabras.

El Arte es un poderoso canal de comunicación y expresión emocional. Rosa Barquero

Podría decirse que la palabra es el lenguaje más habitual de la expresión humana, sin embargo, o tal vez precisamente por ello, no todo puede expresarse con palabras. Como señala Rosa Barquero, las personas no solamente necesitamos expresarnos a través de la palabra, sino que lo hacemos de formas muy distintas, que además varían a lo largo del tiempo. Esta necesidad de otros lenguajes se agudiza cuando se trata de la expresión emocional, especialmente en el ámbito clínico, en que los complejos procesos de salud suelen asociarse con dificultades en la gestión de una gran diversidad de emociones.

Las emociones resultan en muchas ocasiones confusas, ambiguas, abstractas o contradictorias, por lo que las palabras pueden resultar insuficientes para expresar vivencias subjetivas. Estibaliz Gutiérrez

Pero no sólo se trata de la necesidad de expresarse en un lenguaje u otro; desde el punto de vista terapéutico, y como señala Pilar Orgillés, aspectos inconscientes del pensamiento pueden quedar ocultos por las palabras, de forma que el Arte facilita el acceso a nuevos planos de la realidad poliédrica que nos conforma.

La propuesta que hacemos en Arteterapia es efectiva precisamente por su sencillez; el hacer artístico. Ángela Galán destaca que es una forma de dar agencia a la persona desde otro lugar; hacer compromete algo distinto de la persona, pone a trabajar otros materiales: capacidades, frustraciones, proyecciones y realidad. El Arte es así, un poderoso aliado, que nos permite llegar a lugares nuevos y a profundos re-descubrimientos.


2. Porque somos profesionales altamente cualificadas.

Las arteterapeutas somos personas con una sensibilidad y capacidad de observación muy desarrolladas, así como una alta creatividad, mientras que a la vez podemos relacionarnos en un lenguaje comprensible y cercano al de otras disciplinas. Lucía Hervás

Para ejercer como Arteterapeuta en España, según la regulación de FEAPA (Federación Española de Asociaciones Profesionales de Arteterapia), que define los criterios mínimos de cualificación, es necesario tener un título universitario previo y haber superado un Máster en Arteterapia. Estas formaciones tienen un mínimo de 90 créditos ECTS y contemplan contenido teórico de Arteterapia, psicoanálisis, psicoterapia y arte, trabajo experiencial arteterapéutico, formación en ética y un mínimo de 200 horas de prácticas supervisadas, además del compromiso de haber realizado un proceso terapéutico personal.

Así, somos profesionales con una completa formación específica que se imparte en nuestro país desde hace casi dos décadas. Como señala Rosa Barquero, las arteterapeutas somos las profesionales indicadas para acompañar a redescubrir nuestros recursos creativos, explorar nuevas narrativas personales y encontrar soluciones a nuestros conflictos o dificultades, ofreciendo una escucha activa y el sostén emocional que ese trabajo requiere.

Por otro lado, las Arteterapeutas estamos comprometidas con el rigor ético y la calidad de nuestros servicios. Así, tanto la Asociación Profesional Española de Arteterapeutas como FEAPA y otras asociaciones de nuestro país cuentan con códigos éticos que aseguran un ejercicio responsable en las intervenciones e investigaciones que llevamos a cabo. Asimismo, supervisamos nuestra práctica profesional con otras Arteterapeutas y profesionales afines y nos formamos de manera continuada.


3. Porque partimos desde las capacidades de las personas

Las arteterapeutas nos acercamos a las personas desde sus potencialidades, no desde sus carencias, situándonos así en un paradigma que entiende a TODAS las personas como seres con capacidad y derecho a la participación activa en sus procesos vitales, independientemente de la naturaleza o gravedad de sus síntomas o diagnósticos. Ángela Galán destaca que las profesionales con las que nos vamos encontrando destacan nuestra capacidad para ver las potencialidades. En sí, puede parecer una competencia individual pero es un rasgo singular de nuestra disciplina.

Este rasgo es uno de los pilares de nuestra profesión, trabajamos con el potencial creativo que todas poseemos. Las arteterapeutas estamos entrenadas específicamente para esta mirada y en ello basamos nuestra intervención. Como señala Estibaliz Gutiérrez identificamos, potenciamos y reforzamos las capacidades intrínsecas de cada persona partir de sus propios recursos.

Nos enfocamos en mirar a la persona desde su salud y su capacidad de sostén, desde lo que nos interesa en su hacer y dando prioridad a sus rasgos singulares. Esta forma de acompañamiento, amplifica enormemente las posibilidades de recuperación, reparación, resiliencia y empoderamiento de las personas. Ángela Galán


4. Porque aportamos valor añadido a los equipos multidisciplinares

Las arteterapeutas aportan a los equipos mutidisciplinares una visión creativa sobre los perfiles de las personas usuarias colaborando con el resto de profesionales en una toma de decisiones más global y abierta. Pilar Orgillés

Las arteterapeutas vemos las potencialidades y somos capaces de transmitirlas a los equipos, lo que por un lado ayuda al resto de profesionales a conocer mejor a la persona y por otro facilita que su narrativa y punto de vista esté presente de una forma más concreta en el abordaje interdisciplinar. Como señala Lucía Hervás,el hecho de que estemos en la intersección entre varios mundos y lenguajes; desde el lenguaje de lo científico y académico, (más propio de los equipos), hasta el lenguaje de lo poético y artístico (al que invitamos a las personas usuarias), nos facilita servir de puente entre realidades diversas.

Las narrativas de las personas usuarias, ofrecen además una información más rica sobre ellas, lo cual puede ser clave en procesos de salud y bienestar bio-psico-social. Como señala Pilar Orgillés, la presencia de arteterapeutas es cada vez más habitual y valorada por la amplificación y la luz que arroja sobre las características particulares, sintomatologías y conflictos de las personas acompañadas.

Por otro lado, las competencias de las arteterapeutas aportan valor al equipo en relación a sus dinámicas y forma de trabajo. Como destaca Lucía Hervás, nuestro entrenamiento en el desarrollo de la flexibilidad y la tolerancia a la incertidumbre nos hace personas muy hábiles para enfrentar situaciones de adversidad y complejidad, pudiendo aportar soluciones creativas a cualquier institución o equipo.



5. Porque Arteterapia merece ser un recurso terapéutico accesible.

En un mundo donde las personas tenemos inteligencias múltiples y capacidades muy variadas, las Arteterapeutas acogemos la diversidad y valoramos la capacidad, a la vez que estamos formadas para comprender e intervenir sobre dificultades, conflictos y procesos de enfermedad que generan sufrimiento y afectan a la calidad de vida de las personas.

Como señala Rosa Barquero, contratar arteterapeutas es contribuir al reconocimiento y desarrollo profesional de la disciplina, ayudando al que en un futuro la Arteterapia sea un recurso terapéutico al alcance de todas las personas.

Nuestra sociedad no puede permitirse que profesionales con una vocación y formación con tanto potencial y que aporta tanto valor tengan que dejar su profesión por la precariedad existente. Lucía Hervás.

Este artículo no hubiera sido posible sin la colaboración de Rosa Barquero, Ángela Galán, Estibaliz Gutiérrez, Lucía Hervás y Pilar Orgillés, colegas de profesión que me han ayudado a repensar esta pregunta y a quienes estoy profundamente agradecida.

Rosa Barquero es licenciada en Bellas Artes y arteterapeuta por la Universidad de Barcelona y Metàfora Centro de Estudios de Arteterapia, especializada en el ámbito infantil y juvenil y personas en riesgo de exclusión social.

Ángela Galán es antropóloga y arteterapeuta por la Universidad de Girona especializada en trauma, violencias machistas y perspectiva de género.

Estibaliz Gutierrez es Doctora en Bellas Artes y arteterapeuta por la formación interuniversitaria UCM, UAM y Uva, especializada en ámbitos clínicos con infancia, adolescencia y familia.

Lucía Hervás es Licenciada en Bellas Artes por la UCM, Arteterapeuta por la UAM, Terapeuta Gestalt por la escuela de arteterapia humanista de Madrid y Doctora en Educación por la UAM. Especializada en maternidad, familias e infancia.

Pilar Orgillés es Diplomada en Enfermería y arteterapeuta por la Universidad de Vic, especializada en Drogodependencias.

Autora: Kathya Adsuar. Diplomada en Terapia Ocupacional (UCM), Máster integrativo en Arteterapia (UdG) y Máster en Investigación Psicosocial (UAM), especializada en personas adultas mayores con y sin demencia y diversidad funcional.

www.artombu.org